SCOTLAND 2018

SCOTLAND 2018.

“Una vez que has viajado, la travesía nunca termina, sino que es recreada una y otra vez a partir de los recuerdos. La mente nunca puede desprenderse del viaje”. – Pat Conroy.

 

El año no ha podido empezar de mejor manera. Febrero, un mes frío y una nueva aventura por delante, esta vez el rumbo era Escocia. Siete días por este precioso país, descubriendo cada rincón, sus bosques, sus carreteras nevadas, sus pueblos antiguos, su fauna y su cultura.

Cerca de 2000kms recorridos en coche haciendo una circunferencia por todo el país, muchísimas paradas para observar su belleza, varias tarjetas y carretes llenos de recuerdos del que ha sido uno de las mejores experiencias de nuestras vidas.

Dar las gracias a todo el equipo de Tribe Red Leaf por acompañarnos durante esta increíble aventura.

Viajar con la persona que quieres a un lugar desconocido y quedar impresionados con cada detalle, enamorados de cada recuerdo y poniendo la mente en el próximo viaje, no hay nada mejor.

 

HSLO6560-Editar.jpg

 

Comenzamos nuestro aventura en el pueblo de Ayr, donde alquilamos un coche (importante que fuera amplio para descansar e ir cómodos y kilometraje ilimitado) rumbo a nuestro primer airbnb en Strachur, pasando por Glasgow, Alexandría, visitando el Parque nacional Lago Lomond y los Trossachs. Durante todo el parque nacional hicimos varias paradas para ver los diferentes lagos y formaciones montañosas, llevaríamos unas 3 horas en el país pero ya estábamos muy emocionados. 

Al día siguiente salimos hacía Inveraray y su castillo, el Lago Awe, el Castillo de Kilchurn, Bridge of Orchy y el Lago Tulla. Por la zona de Altnafeadh y Glencoe tuvimos nuestros primeros contactos con ciervos (dato: les encantan las zanahorias). Pasamos por el pueblo de Fort William a los pies del Ben Nevis (el pico más alto de Reino Unido) hasta llegar a Glenfinnan con su lago y el famoso viaducto por donde circula el famoso tren de vapor Jacobite (el mismo de las películas de Harry Potter) una pena que en esta época del año no está operativo. Ya entrada la tarde  nos teníamos que dirigir hacia Broadford en Skye, el camino fue largo pero increíble, una de nuestras zonas favoritas de todo el viaje (decidimos volver a los dos días para poder apreciarlo con mejor luz y fotografiarlo)

La mañana siguiente nos despertamos con muchos nervios, íbamos a entrar en la Isle de Skye y nuestro destino coronar The Old Man Storr, una formación montañosa de ''película''. Tras una subida algo dura por el viento y las bajas temperaturas, llegamos a nuestro destinos para quedarnos nuevamente sorprendidos por el hermoso paisaje escocés. Ese día estuvimos por el pueblo de Portree y dando la vuelta a la isla, hasta llegada la tarde que nos dirigimos a nuestro airbnb de esa noche, una hermosa cabaña de madera que hizo más mágico nuestro viaje.

Salimos de la Isla de Skye para estar un día por la zona Sgurr Fhuaran, brutal paisaje lleno de ciervos y montañas. Ya rumbo hacía Inverness y el famoso Lago Ness, a la caza de Nessie.

Acabamos yendo a Edimburgo a los días a través de un camino bastante más largo que el que nos proponían los mapas pero muchísimo más hermoso, llegando a pasar por el Cairngorms National Park y por el centro de Ski Glenshee. Tuvimos la suerte de ver Edimburgo mientras nevaba, apreciar su casco histórico pintado de blanco y de tomar el mejor chocolate caliente en donde J.K.Rowling escribió Harry Potter (se nota que uno de los dos es fan de esta saga)

Terminamos el último día amaneciendo nuevamente en Ayr, esta vez completamente nevada. Con una sensación de impotencia pero al a vez de felicidad nos tocó subir al avión de vuelta a Gran Canaria.


 Para nuestro viaje nos llevamos una Canon 5D mark III con un 35mm, una Canon AE-1 y una Minolta F10BF con varios carretes y nuestro Mavic Pro el cual fue todo un acierto llevarlo.

Todas las imágenes han sido tratadas en Lightroom y editadas con el pack de presets FORGED FXS

 

Un pequeño resumen visual de nuestra aventura.